lunes

1ª Terapia La curiosidad



Comenzare por lo que casi siempre  nos mueve :

la curiosidad a tener una primera toma de contacto con ese mundo del BDSM, o simplemente con un deseo que nos inquieta y cautiva.

En un inicio ser sumisa es casi siempre un deseo muy presente dentro de cada una, algunas lo sienten desde muy jóvenes y no siempre se sabe de lo que se trata hasta que lo exploras, ya sea porque un día por casualidad: lees, hablas,experimentas en tus propias carnes o porque sientes esa pequeña voz interior que te dice:
 
Seré yo la única que se excita por ver una escena donde una mujer es sometida?

Pertenecemos a una especie muy particular porque por una parte soy de las que creo que una cosa es nuestro rol real en nuestra vida cotidiana como:

Mujeres de carácter muy definido con las cosas bastante claras y totalmente actual y esto quiere decir: que no es sumisa en su trabajo, ni en su casa porque en esos roles se comporta y es como cualquier mujer que se respeta y valora.

y por otro lado nuestro rol sexual como:

Mujer que se excita con situaciones limite donde esta presente la dominación y el sometimiento, donde disfruta de ser controlada, expuesta y hasta humillada.

Así que aunque con el tiempo se descubre que ese sentimiento bien llevado y vivido sin tabúes , resulta realmente satisfactorio y placentero, muchos son los que en sus primeros pasos se sienten bicho raro, por no tener o reunir los típicos juegos sexuales que tus amig@s. 

Por estar en una lucha constante entre:

Soy una mujer libre y el conflicto interior de querer y disfrutar con el sometimiento.

Esto en la mayoría de los casos representa ya un obstáculo sobre todo al principio, porque hasta que no se logra comprender muy bien que no tiene nada que ver el maltrato con el BDSM, no logras quitarte ese lastre de culpa, donde dejar claro que el disfrute sexual y sus practicas, siempre que sea:

Sano, Seguro y consensuado , 

No tiene nada que ver con el maltrato, se trata y así lo siento yo, como una especie de liberación y de satisfacción extraordinaria, una vez logras abandonarte confiada a las manos de tu Amo, para jugar y experimentar juntos, aquello que los complace a ambos, la dominación y la sumisión en si, es el camino mas gratificante para quien logre descubrirse sumisa y tenga la paciencia necesaria para ir dando sus propios pasos.

Cuando vas explorando de las manos adecuadas el BDSM, abres unas puertas que pueden llevarte a resolver tus propias dudas y sobre todo a descubrir para ti misma lo que realmente te complace, eso es para mi uno de los mejores incentivos que tiene no tener prisa por encontrar tu verdadero camino hacia el BDSM, porque todos tenemos uno muy personal y lo ideal es ir reconociendo el propio junto a quien tiene y se toma el tiempo necesario de conocer tus dudas y a ti, para ir dibujando tus verdaderos rumbos, que son los que al final nos darán los mejores momentos. 

3 comentarios:

Dulce dijo...

Siempre, como en muchas cosas, hay un sentimiento inicial que te mueve, esa inquietud que llama a algo. Como dices están los prejuicios más que nada, no es algo que se puede decir a cualquiera porque lo verán como una locura, pero siendo algo íntimo así ha de entenderse, algo que compartes con quien consideres puedes. Y sobre todo entender el rol de sumisa, que no es solamente un gusto por el sexo fuerte, sino más amplio.

Besos dulces y dulce semana.

alexia {All} dijo...


Hola Dulce, como dije en mi entrada al iniciar esta terapia de sumisa, daré siempre mi postura,
basada en mi experiencia vivida y en muchas de las enriquecedoras charlas con sumisas amigas, no se si el sentirse sumisa para algunas sea un estilo de vida,
en mi caso y en el de los testimonios reales que poseo, no es así,
todas y cada una hemos sentido un primer impulso sexual, lo que para mi significa que si es una primera atracción en el sexo fuerte,

aunque como bien dices, no sea solo eso lo que termine despertando al saciar esa curiosidad o sentir después,

porque solo al experimentar que tanto placer , satisfacción o sentido pueda generar en cada una, sea lo que terminará definiendo luego, si ese impulso es el que nos mueva a ir a más o parar por completo ,ese sentido amplio que defina el rol de sumisa del que hablas.

Besos y a por otra fantástica semana.

Manolo Blog dijo...

Sea en uno u otro rol lo verdaderamente importante es que haya entrega... y pasión. Y es que cuando surge ese vínculo mágico, es difícil asegurar quién es el/la amo/a... y quién el/la dominado/a.