sábado

3ª Terapia para sumisas: Miedos y dudas



Como decía en el BDSM  se entra con muchos miedos y dudas, 
se pasea por laberintos que algunas veces te hacen sentir perdida y en cambio otras te resuelve dudas que ni sabías que tenías, por eso insisto tanto en dar con la persona adecuada, porque junto a otra persona en la que confías puedes encontrar tu camino, responder tus preguntas y sobre todo saber que como casi todo en esta vida:

Consiste en ensayo y error o sea practica 

Así que mi lema en estos asuntos es:

Dejar los temores a un lado y procurar ir aprendiendo juntos, ya llegara un día en que casi sin darnos cuenta funcione 

Ser y sentirse a gusto con lo que se hace juntos, es tal vez el mejor síntoma de que se va en el sentido correcto, no hay mejor idioma que el que se habla con: la piel, los ojos, ... placer,dolor,morbo,


lunes

2ª Terapia el deseo a ser lo que ya eres...


Mi segunda terapia de sumisa, la quiero dedicar al Deseo, si ese deseo a ser lo que Ya Eres...

Puede que muchas de las que sientan curiosidad por explorar el BDSM, no posean ya dentro de si mismas el sentimiento de ser sumisa, es complejo pero mi consejo es, averiguadlo primero antes de jugar con algún Amo.

Como se puede saber? explorando primero en tus carnes, con fantasías, con lecturas, con charlas, con algo tan real como mirarse al espejo y preguntarte : me gusta y me ilusiona ser dominada física y mentalmente?

Recuerda, esa respuesta solo la puedes tener de ti misma, no basta con tener un buen maestro, ni un buen carácter, ni si quiera basta con sentir curiosidad, 
debes desear, debes ofrecer y debes sentirlo tu, porque como casi todo en esta vida, cobra verdadero sentido y fluye  de una forma mas autentica , si eres tu quien desde el principio sacas lo que tu ya eres. 

1ª Terapia La curiosidad



Comenzare por lo que casi siempre  nos mueve :

la curiosidad a tener una primera toma de contacto con ese mundo del BDSM, o simplemente con un deseo que nos inquieta y cautiva.

En un inicio ser sumisa es casi siempre un deseo muy presente dentro de cada una, algunas lo sienten desde muy jóvenes y no siempre se sabe de lo que se trata hasta que lo exploras, ya sea porque un día por casualidad: lees, hablas,experimentas en tus propias carnes o porque sientes esa pequeña voz interior que te dice:
 
Seré yo la única que se excita por ver una escena donde una mujer es sometida?

Pertenecemos a una especie muy particular porque por una parte soy de las que creo que una cosa es nuestro rol real en nuestra vida cotidiana como:

Mujeres de carácter muy definido con las cosas bastante claras y totalmente actual y esto quiere decir: que no es sumisa en su trabajo, ni en su casa porque en esos roles se comporta y es como cualquier mujer que se respeta y valora.

y por otro lado nuestro rol sexual como:

Mujer que se excita con situaciones limite donde esta presente la dominación y el sometimiento, donde disfruta de ser controlada, expuesta y hasta humillada.

Así que aunque con el tiempo se descubre que ese sentimiento bien llevado y vivido sin tabúes , resulta realmente satisfactorio y placentero, muchos son los que en sus primeros pasos se sienten bicho raro, por no tener o reunir los típicos juegos sexuales que tus amig@s. 

Por estar en una lucha constante entre:

Soy una mujer libre y el conflicto interior de querer y disfrutar con el sometimiento.

Esto en la mayoría de los casos representa ya un obstáculo sobre todo al principio, porque hasta que no se logra comprender muy bien que no tiene nada que ver el maltrato con el BDSM, no logras quitarte ese lastre de culpa, donde dejar claro que el disfrute sexual y sus practicas, siempre que sea:

Sano, Seguro y consensuado , 

No tiene nada que ver con el maltrato, se trata y así lo siento yo, como una especie de liberación y de satisfacción extraordinaria, una vez logras abandonarte confiada a las manos de tu Amo, para jugar y experimentar juntos, aquello que los complace a ambos, la dominación y la sumisión en si, es el camino mas gratificante para quien logre descubrirse sumisa y tenga la paciencia necesaria para ir dando sus propios pasos.

Cuando vas explorando de las manos adecuadas el BDSM, abres unas puertas que pueden llevarte a resolver tus propias dudas y sobre todo a descubrir para ti misma lo que realmente te complace, eso es para mi uno de los mejores incentivos que tiene no tener prisa por encontrar tu verdadero camino hacia el BDSM, porque todos tenemos uno muy personal y lo ideal es ir reconociendo el propio junto a quien tiene y se toma el tiempo necesario de conocer tus dudas y a ti, para ir dibujando tus verdaderos rumbos, que son los que al final nos darán los mejores momentos. 

martes

Ensayo de Terapia para sumisas:



Con todo lo que he aprendido en este tiempo,en el que he tenido experiencias propias y muchas cercanas con amigas y conocidas,
 me gustaría hacer una especie de terapia psicológica, en donde quiero enfocar siempre bajo mi prisma, que tipo de relaciones se establecen ente un Amo y su sumisa. 

Con este ensayo de terapia,procurare investigar un poco mas , para poder aportar alguna posible solución a varios temas en donde se esconden, grandes dependencias y grandes laberintos que posee este mundo del BDSM. 

No pretendo ser ninguna guía de nadie, solo procurare lograr sacar algún mensaje que pueda valer ,y esa es mi ilusión , para dar un poco más de luz a tantas sombras, donde se por experiencia 

que si sabes donde te metes, posees mas recursos para evitar caer en trampas que ya una vez dentro dejan grandes secuelas psicológicas.

Para lograr esto con la postura de una sumisa en sus distintas etapas llena de:

.- Dudas
.- Curiosidad
.- Miedos
.- Deseos
.- Morbo
.- Dependencia
.- Satisfacción
.- Descubrimiento
.- Enamoramiento
.- Desordenes mentales
.- Obsesiones 
.- Desencantos
.- Frustraciones
.- Autocontrol
.- Madurez

Aquí va mi aporte o mi manera de exponer algo de lo que siento he aprendido en todo este tiempo como una mujer en el mundo de la dominación y sumisión.

domingo

Deseos de Ama en imágenes...


Porque una imagen  ( y en este caso varias ) vale más que mil palabras...