miércoles

Sexo Fuerte o BDSM?


He recibido algunas criticas de Amos que dicen que una verdadera sumisa es X o Z, me hace mucha gracia leer este tipo de comentarios, no solo porque en mi blog siempre he recalcado que algunas veces soy una sumisa y otras una Ama, muchas soy solo una mujer 

Si señor, soy terriblemente imperfecta, soy critica, soy observadora, soy una enamorada de la vida, adoro crear mi mundo, admirar a mi Amo, respetarle a El y a mi, considero que sin amor y sin respeto mutuo, no es posible que yo posea motivación y confianza para jugar a cederle todo cuanto soy, física y mentalmente.


Respeto a todos los que me escriben criticas y opinan que no soy una sumisa, a las sumisas que con tanto cariño me apoyan y me leen, a las que me escriben preguntas y dudas, a quienes me saludan y dicen que se sienten identificadas con mis vivencias.

Soy como ya dije dada al sexo duro, me apasionan las cuerdas, los azotes y los juegos de rol, puedo asimilar la excitación en muchas situaciones no tradicionales y si eso significa que no soy una sumisa, pues no lo soy,


Entonces soy una mujer que vive el sexo duro, el placer y el vicio a mi manera y con un Amo que me da exactamente lo que mas me gusta...yo poseo mis propias normas del juego y solo con El soy quien soy, por deseo suyo y mío, aquí no valen las etiquetas de eres o no eres, vale el nos gusta y lo disfrutamos a tope, vale el acordar limites y cumplirlos los dos, vale el decir lo que no aceptas por dignidad y vale saber que no soy suya a cualquier precio, porque ambos poseemos algo que se llama sentido común y amamos nuestras vidas y eso nos hace amarnos y jugar bajo unas reglas que nos valen a nosotros, así que el sexo duro me atrae con El, mi único dueño, pero no con otros, así de particular soy yo, que le vamos a hacer, no me va tragar con todo, ni asumir que mi lugar es el suelo y debo lamer el piso que mi Amo pisa, me va quererle, complacerle y adorarle porque se que el disfruta de ver mi manera de ser, el día que supe lo respetuoso y valiente que es mi Amo, decidi que era el hombre al que admiro y respeto mas porque nunca se aprovecha de verme entregada y satisface su deseo sin forzarme a ser lo que pueda causarme daño, esto es el deber de todo Amo:
Respetar a su sumisa entregada hasta parar una sesión si pudiera estar rendida, satisfacer su apetito con ella y llevarla al borde del abismo sin tirarla al suelo.

Con el he aprendido a ser yo misma, a respetarme y a reconocerme como soy de verdad, sin prejuicios absurdos, se cuidarle mucho porque le Amo y en base a el valor que tiene para mi lo nuestro ,
se hace muy placentero seguir viviendo cada encuentro porque cada uno de ellos es unico e irrepetible.