lunes

Felicidad...



un día te das cuenta que has perseguido la felicidad con insistencia y casi siempre se te escapa justo cuando intuías que ya la cazarías como si se tratase de una pequeña luciérnaga que vuela y vuela...supongo que ha llegado el momento de comprobar que no existe nada que perseguir, que no debo buscarla por todos lados, la felicidad esta solo dentro de mi, el día que lo descubres sabes que es fantástica y la disfrutas como una nena pequeña 
Pero cuando estas imbuida dentro de un ritmo frenético ,caótico y cuentas con una enemiga llamada: ansiedad...no eres capaz de verla y mucho menos sentirla, tal vez por eso me gusta el placer de no hacer nada, ese es un estado magnifico donde se aprende a paladear absolutamente todo lo que posees...ando despacito para poder comprobar que mientras mas calladita estas, mas cerca puedes sentirle, contemplarla, es un arte difícil y complicado, pero merece la pena relajarse, respirar profundo y dejarla pasar sin mas, para que pueda entrar hay que sacarse unos cuantos miedos desde muy adentro, porque necesita espacio ella desea sentirse cómoda  para poder sentirle plena y a gusto de habitar dentro de lo que somos... mmm 

Caramba pero que reflexiva y meditabunda estoy joer jajaja...no me hagáis mucho caso,
todos saben donde encontrar un poquito o mucho placer, así que para que diablos andarse con rodeos, disfrutad que yo ando en ello ;)

4 comentarios:

dana en Qarpatia dijo...

Te entiendo muuuuy bien...cuando te paras, cuando eres capaz de centrarte en el aqui y ahora descubres infinidad de sensaciones que dejabas pasar por alto y que reportan una gran satisfacción.
Eso no quiere decir que no tengamos problemas y que no nos afecten pero el simple hecho de centrarte y ver lo que hay de bueno tambien hace que poco a poco sea mas facil ver y disfrutar....
Bueno que no me pongo yo rallona que vaya dos...será por pensar!!!jijiijj

Un abrazoooooote

Julia - Tu isla encantada dijo...

Mi querida Alexia, hay que ver como son las cosas... tu estás reflexiva y yo hoy estoy como hueca, parada.
Voy leyendo blogs y no se me ocurre casi nada para comentar, es como si mi mente se hubiese parado y no quisiera pensar, tan solo disfrutar anónimamente de las bellas lecturas. Supongo que también será otra forma de felicidad el poder parar la mente de vez en cuando, lo que pasa es que las personas que somos activas no estamos acostumbradas y nos cuesta aceptar que lo necesitamos y que al fin y al cabo también así, de vez en cuando, se está muy bien.

Mil besitos cielo,

Yemaya dijo...

Mi niña que razón tienes, la felicidad está dentro de nosotros y somos nosotros los que tenemos que dejar que florezca, aunque llegar a ese estado a veces es difícil y complicado, por todos esos miedos que tenemos que superar y dejar aparcados.
Ojalá llegue yo a ese estado algún día, en ese momento habré llegado a la plenitud de mi vida, seguro.
Gracias por tus palabras.
Besos y susurros muy cálidos

Syd dijo...

Siempre he creido que despues de estar en un bajon, esos momentos de pausa que vienen despues sirven de mucho, si se aprovechan, claro, pero son pausas muy interesantes para valorar los pequeños detalles, esos que pasamos por alto tan frecuentemente.

Asi la felicidad se vuelve menos complicada de encontrar, y nosotros mas relajados para respirar.


Me gusta verte filosofica :)