viernes



Aquellos años donde todo era tan simple:

¿ Quizás puede ser que necesite evocar tiempos donde era pequeña?, o simplemente los recuerdos van y vienen últimamente a mi mente cada vez con mayor intensidad, a veces son tan reales que tengo la sensación de estar haciendo lo que solía hacer cuando era una peque.

Donde vivía era un lugar muy bonito, habían muchas casas, bosques, montañas, un riachuelo, barro, arboles increíbles que para entonces me parecían enormes.

Me veo junto a mi hermano pequeño debíamos de tener el 6 y yo 9, solíamos visitar amigos de mis padres y jugar con sus hijos, algunos días hacíamos excursiones por senderos de tierra adentrándonos en mini selvas, puedo sentir el aroma a tierra mojada, el caminar sobre barro y hasta resbalar y reírnos por mojarnos y mancharnos, solíamos creer que eramos intrépidos exploradores y todo lo que veíamos nos causaba un asombro fantástico, un trozo de leña era un barquito para dejar flotar en medio del riachuelo, una cuerda atada a un árbol resultaba el mejor de los columpio, comer moras era todo un placer y pincharnos con las sarzas el pequeño precio por tan estupendo bocado, volvíamos a casa cansados,sucios y felices por haber vuelto sanos y salvos, como si hubiésemos descubierto que en cada uno de esos senderos había toda un hazaña, al llegar a casa nos lavamos un poco: las manos y la cara y nuestras madres nos daban una merienda estupenda, bocadillos,galletas,leche y chocolate que sabían a gloria pura por el hambre que traíamos..

me gusta saber que fui una niña "feliz" de esas que aun a sabiendas de que se llora,se sufre y existe la maldad también era capaz de disfrutar de todo por simple que pareciera,todo lo que me toco en suerte... deseo quedarme con eso y saber que la vida sigue siendo un poco así,me apasiona seguir soñando, explorar,buscar sitios lindos para pasear y concederme la risa franca y sincera sin temer a lo que venga después.
ya se sabrá un día que algunos procuramos seguir de alguna manera disfrutando de seguir concediéndonos placeres sencillos: un helado, palomitas,paseos largos por bosques,reunir piedras, reír con amigos pocos pero sinceros...

para no olvidar nunca que estamos vivos y nuestra única obligación sea quizás concedernos pequeños momentos para ser felices con lo mas simple.

4 comentarios:

Mai Puvin dijo...

Yo creo que sin esa niña interior, a la que dejamos salir y seducirnos de vez en cuando, estaríamos más que muertas, muertas en vida.

Te abrazo, toda ternura tu entrada.

shurime dijo...

Una infancia feliz es la base para una vida feliz, porque cuando los tiempos duros nos estrangulan dejar que nuestros recuerdos nos lleven a ese lugar alegre y seguro hace que esos momentos los podamos afrontar y superar
Un beso muy dulce.

MORGANA dijo...

Munca dejes que esa niña interior deje de existir.
Un millón de besos.

Ricardo Miñana dijo...

Yo tambien pienso que a veces con lo sencillo se disfruta mas y mejor.
un placer leerte.
que tengas un feliz fin de semana.
un abrazo.