sábado

El banquete final





Asi, durante todo el tiempo que duró la degustación del primer y segundo platos, mi único cometido fue el de satisfacer oralmente a cuantos abrían sus piernas exigiendo mi entrega total a proporcionarles placer.
Lamí zapatos, piernas desnudas y cubiertas de latex,labios grandes y pequeños, botones y dildos de todos los tamaños, pues muchas, antes de que diese placer a sus botones, me exponían enormes dildos con el que penetrar mi boca, en una especie de trance y angustia en donde solo buscaba el olor y el sabor de mi dueña sin encontrarlo. Y muchas de las presentes, no solo cogían mi cabeza entre sus manos para que mi nariz se incrustase en sus dildos o en sus orificios, sino que algunas regulaban la intensidad del consolador humano que en aquellos momentos era, pisando con sus zapatos mi erguido pene para exigir más velocidad o más intensidad en proporcionarles placer... otras regulaban esa intensidad con sutiles pataditas en mis huevos, de manera que un lenguaje de mayor o menor dolor regulaba mis tareas en aquella inmensa cueva en que estaba viviendo.
Cuando ya ni sentía la lengua, la boca me sabía a todo y tenía mi pene dolorido de tanto pisotón, escuché la voz de mi Ama que me llamaba:
·"Axel, ven aquí "
Y yo, medio aturdido, distinguí las unicas piernas, en la cabecera de la enorme mesa que aun no habían solicitado mi presencia y sonrei... esperando por fin haberme ganado mi venerado refugio.
Me dirigí hacia ellas y noté como su mano me acariciaba el pelo en señal de aprobación, mientras me decía...
·Vamos, perro, levántate, que nos queda degustar el postre"
Me levanté y ví que la mesa había sido despejada de platos, cubiertos y copas y habían cambiado el mantel y puesto unas velas alrededor para cada comensal.
"Túmbate boca arriba, perro y no muevas ni un musculo"
Y así hice, me puse boca arriba con las piernas y los brazos abiertos en cruz , mientras los camareros depositaban sobre mí, pasteles, frutas y pequeñas porciones de tarta , mientras los comensales degustaban directamente de mí la porción que más les apetecía con la boca , no sin darse la licencia de mordisquear partes de mi anatomia, mientras con la otra mano, dejaban caer gotas de cera caliente sobrelas zonas más sensibles de mi anatomía...
Los camareros trajeron el champan y los licores mientras seguina reponiendo las porciones que las invitadas mordían de mí... y conforme el licor hizo mella en ellas, se volvieron más perversas y excitadas, mordiéndome ya a discreción , de manera que cada vez me era más dificl mantener la inmovilidad con semejantes mordiscos.
Aquel suplicio duró lo que tenía que durar... todo el tiempo que quisieron los invitados de mi Ama... que fue, de nuevo, la única que no participó de aquel festín.
Poco a poco, las invitadas fueron retirandose y alli me quedé solo y esperando las ordenes de mi Ama. para levantarme
"Bien, perro. te has portado dignamente, tanto que entre todas mis invitadas han pujado por tí para ver quien se te lleva a su mazmorra, que está aquí mismo"
Aquello parecía no tener fin, mi unico cielo era mi Ama y Ella era la unica que no había degustado.estaba claro que mi Ama quería sacar todo de su esclavo....
"Como Vd decida, mi Ama" exclamé con lagrimas en los ojos...
Así que entró una de las invitadas que con más fruicion había requerido mis servicios me puso su cadena en mi collar , me vendó los ojos y me indicó que la siguiera a 4 patas hasta una mazmorra por la que se accedía por una puerta contigua.
Me ató a una Cruz de San Andrés sin ningún miramiento y sin quitarme la venda de los ojos y tras palpar bien la mercancía que había ganado en la subasta se fue y cerró la puerta.
me tuvo alli su buen cuarto de hora... hasta que alguien entró y me dijo
"Ahora llega mi banquete, mi pequeño duende de fuego..."
Y una sonrisa de oreja a oreja se instaló para siempre en mi cara...

Tu eres mi mejor regalo axel, lo sabes muy bien

Gracias pj y a ti mi querida Julia, bien sabes que la vida nos pone ante situaciones en donde a veces decidimos "cambiar" ...yo me reconozco mucho mas sumisa que Ama, pero he descubierto que como "Ama" con todo el respeto que las señoras me merecen he visto en los ojos de axel mi querido esclavo, todo un mundo nuevo, uno donde comprendo que le adoro juegue al rol que quiera conmigo, de todos aprendo a quererle mas, porque lo importante para mi es el hombre que hay en El, por eso mi profundo respeto a su entrega y a su dominio, tengo comprobado que al montarme en mis tacones y dominarle aprendo a ser mas segura de mi y arrastrándome a sus pies dejo atrás mis falsas vanidades, convirtiéndome en Mujer: simplemente, una que lo adora.

3 comentarios:

pj dijo...

Un final feliz.
ójala sigamos deleitándonos con historias tan excitantes.
Mis respetos pra tu Ama, mi envidia para ti.

Julia - Tu isla encantada dijo...

Menudo banquete! Seguro que todas las comensales quedaron muy satisfechas y alegres, pero menos mal que al final tu también disfrutaste junto a tu Ama.

Hacía tiempo que no pasaba por aquí y no sabía los cambios de situación que han habido, pero he de decir que me gustan y me divierten. Espero que sigáis disfrutando de todas las situaciones y cómo no, contándonoslas también
Mil besitos para Ama y esclavo...

alexia {All} dijo...

Gracias pj y a ti mi querida Julia, bien sabes que la vida nos pone ante situaciones en donde a veces decidimos "cambiar" ...yo me reconozco mucho mas sumisa que Ama, pero he descubierto que como "Ama" con todo el respeto que las señoras me merecen he visto en los ojos de axel mi querido esclavo, todo un mundo nuevo, uno donde comprendo que le adoro juegue al rol que quiera conmigo, de todos aprendo a quererle mas, porque lo importante para mi es el hombre que hay en El, por eso mi profundo respeto a su entrega y a su dominio, tengo comprobado que al montarme en mis tacones y dominarle aprendo a ser mas segura de mi y arrastrándome a sus pies dejo atrás mis falsas vanidades, convirtiéndome en Mujer: simplemente, una que lo adora.