jueves

FANTASÍAS...


FANTASIAS
Una vez más, me esperas, de pie, con los ojos tapados, siguiendo mis instrucciones.

Tienes las manos a la espalda y las piernas abiertas y, de momento, aun no he llegado. Porque, desde el mismo momento en que has cerrado los ojos y has preparado tu cuerpo y tu mente para recibirme, tus sentidos se han agudizado en extremo, de tal manera que sientes hasta tu propia respiración. Y no percibes ningún ruido extraño, por mínimo que este sea.

Llevas las medias negras, zapatos de tacón y tu piel como vestimenta, pese a que no hace precisamente calor en la habitación. Hasta ahora no habías reparado en ello ni en el absoluto silencio que reina en la misma. Aunque no era de extrañar, era la habitación más amplia de un caserón antiguo que había alquilado para todo el fin de semana. Pero el realizar las tareas que habías leído en la nota debajo de la puerta había ocupado toda tu atención, concentrada en satisfacer todas mis demandas, mientras permitías, complacida, que empezase, aun ausente, a llenar toda tu mente.

Porque desde el mismo momento en que, siguiendo las instrucciones anotadas, abriste la mochila negra y adivinaste el látigo de 5 metros, un ramalazo eléctrico te había recorrido la columna de arriba abajo, y había parado de súbito tu respiración. Y el nudo que había empezado a formarse en tu estómago había aumentado inusitadamente de tamaño, volviéndose realmente molesto.

Solo, al concentrarte en el resto de objetos, y conociendo mi costumbre de llevar instrumentos solo para intimidar, lograste mitigar el ronroneo y hacerlo apenas imperceptible. Pero tus alarmas se habían disparado y todo su sistema de alerta estaba ya en stand by. No obstante, tu atención se centró en sacar con cuidado, casi con mimo, la soga de nylon negro, y las velas de parafina, el flog negro y los guantes de látex, el aceite de coco y el resto de objetos, la mayoría de los cuales, tarde o temprano sentirías sobre tu cuerpo, y en ordenarlos sobre un gran baúl, junto a los tuyos, en perfecto orden, como sabías que me gustaba.

Porque entre mis hábitos sabías, estaba el de sorprenderte. Y aunque hasta la fecha las sorpresas siempre habían sido tolerables e incluso agradables, no las tenías todas contigo. Pese a lo cual, no había un ápice de duda en tu firme decisión de complacerme, por duro que te resultase.

All

9 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

Mis fantasias las dejo en secreto si las cuento no sirven mas...besos

Anónimo dijo...

Salvo si esas fantasías se han realizado ya... no es bueno repetir fantasias, sobre todo si estas son tan numerosas como las estrellas del cielo... Un beso

Néctar dijo...

Uffffff .... estás fantasías son exquisitas.
Siempre han gustado las sorpresas ...

Néctares

AMOR dijo...

Caiño!!!!!!!!!!!!!!, las fantasias si te hacen sentir bien, a gusto, completa, realizada, se pueden y se deban repetir una y otra vez, hasta que ya no sientas nada.
Las fantasias no son de usar y tirar.
Que la disfrutes cielo!!!, junto a tu ALL.
Besazos sumisoso y susrrados de mucho cariño

Rosaida dijo...

Instrucciones… dudas… inquietud… deseo… saber… sorprender.
En el mundo de las fantasías, el arte de sorprender es un don que no muchos poseen.
Besos desde mi Jardín.

Juan Nadie dijo...

una gran fantasía puede ser el preludio de una realiad mejor ... :) o de muchas otras realidades !

rossella de AnP dijo...

Siempre me he dixo k las fantasias deben llevarse a cabo... así k adelante con ella ;)

Me ha encantado leerte :) sí k sí :)

Petonets

Amor Secreto dijo...

Todo preparado para una noche de placer, entrega y sumision...
Nada mas hermoso que hacer realidad esa fantasia con la que ambos soñaron por tanto tiempo...

Amante del mar dijo...

...es ese amor incondicional...es ese dictado de los instintos...que nos envuelve haciéndonos estallar en pasión, en deseo, en lujuria...llevándonos a lo impensado al vivir las más perversas fantasías...
...y es cerrar los ojos y entregarme en cuerpo y alma a él...
...es no tener un ápice de duda en complacerlo...
...es gozarnos en plenitud en el placer y en la entrega...