miércoles

Que cosa es seguir ordenes ...
















Desde que di mis primeros pasos por este mundo del BDSM senti que no podría seguir ordenes, que no estaba preparada mentalmente para ello y ahora despues de que comprendo que interiormente nacen dentro de mi las ganas y el deseo de cumplirlas ,es cuando veo que morboso e intenso es todo...
( como muy bien sabe quien hoy guia mis pasos) he sentido no una sino mil dudas, interrogantes, temores, tal vez por ser mi primera experiencia sexual de este tipo me revele por mucho tiempo a claudicar y entregarme bajo las alas de la exitación y el deseo que logro cautivarme desde que lei las primeras letras, mucho despues conoci personas y personajes muy distintos todos y con sus charlas, e-mails y testimonios descubri algo que para mi mayor sospresa guardaba en algun oscuro rincon dentro de mi misma, he de confesar que me siento sumisa no por seguir un nuevo juego, no por variar mi conducta sexual... se que gracias a mis multiples caidas, a mis experiencias dudosas y dolorosas donde como tantas frui traicionada y decepcionada, saque despues una lección y dada la constancia, la quimica, la verdad y la valiosa ayuda de amigas/os sum y Dom supe que me atraia y me atemorizaba, sobre todo saberme tan estimulada con la idea de atreverme a vivirlo, aún hoy que llevo dos años con mi Amo All, puedo decir que mi persona ha ganado lejos de lo que yo imaginaba: seguridad, luz, sensibilidad, valor, y esta claro solo sigo el camino, no tengo ni una pizca de sabiduría, se que me falta un trecho enorme para decir que soy una sumisa estupenda, soy solo una mujer que Ama y se ha dejado cautivar por alguien que se gana mi respeto, mi entrega y mi amor...

a sus pies mi querido señor


9 comentarios:

Eco dijo...

El camino hacia nuestro yo oculto a veces requiere gran sacrificio. Me alegra que hayas descubierto realmente como eres.

Sumisa.Novata dijo...

Creo q realmente las cosas son hueccas si no hay ese algo especial q es esa entrega o amor que bueno que despues de decepciones y caidas lograras encontrar tu camino

Un abrazo

AMO y esclava dijo...

Eso es lo más importante, el amor que le profeses a tu Amo y el respeto que se deben tener los dos, saludos

Espérame en Siberia dijo...

¿Tienes amo?
Caray, yo eso es algo con lo que no podría jamás. Pero el gusto se rompe en géneros, claro está.

Muá.

jjadde, seda roja de Gor dijo...

el obedecer al Amo va de la mano con nuestro anhelo de complacero, y de ser grata ante sus ojos..

bellos pensamientos

un beso

Esclavo de YOUR OBSSESION dijo...

_____________________________

Estimada ALEXIA{ALL}

Ahora podrá haber tempestades y pliegues que harán temblar tu vida, pero llevas contigo esa Paz ETERNA que s la de ser TU MISMA, que vives como te gusta hacerlo, en carne viva con tu esencia a flor de piel.

Besos


Hernan{YOB}
ESCLAVO DE ETERNA OBSESION


_____________________________

AGUASANTA dijo...

Imagina cuan complicado es todo que aun despues de tiempo hay siempre cosas que aprender,lo más bonito de todo es que el aprendisaje ,el disfrute ,el placer se conforma con las dos partes...ambos se complementan para existir una relacion D/s
Un beso

Dr.Mikel dijo...

Puedo entender cualquier juego o practica sexual, sobre todo libres, consentidas y entre adultos.
Pero lo que ya me cuesta bastante digerir que el termino siervo y ama puede trascender a otros escenarios de la vida cotidiana.
No entiendo la sumisión, igual que no acepto la exclavitud, fuera de cualquier contexto que no sea la de un mero juego en unas circunstancias muy concretas. Y me parece entender que para ti este juego trasciende para convertirse en una filosofia de vida.
Saludos.

Marcelo dijo...

Dices ser solo una mujer que Amas... Yo quitaría ese "solo" porque en esa frase tan pequeña has conseguido encerrar dos todos, dos absolutos, dos infinitos si me apuras: uno, el de ser mujer... Y dos, el de Amar con mayúsculas...

Una mujer que Ama con mayúsculas es una eternidad al alcance de la mano, el principio sin fin de una hermosa entrega, un regalo desde el alma y para el alma...

Besos de luna llena.